VIDA con estilo

Revista Estilo de Vida Latin America

Puerto Rico es la isla perfecta para los enamorados

Un cielo completamente azul, un mar de aguas cristalinas, playas de arena blanca y noches estrelladas son los cómplices que cualquier pareja busca en su luna de miel. En este país, ese sueño se hace realidad en un abrir y cerrar de ojos.

 Fotos:San Juan Skyline Puerto Rico – Texto: Camila Peña P.

Como citan Héctor Lavoe, Marc Anthony, José Feliciano, Bobby Cruz, Luis Miguel y otros intérpretes puertorriqueños en cada una de sus canciones, su país esconde una magia fascinante e inexplicable. En medio de su amplia oferta turística, la Isla del Encanto, como comúnmente se le llama, mezcla romance, deporte, historia y una tradicional exquisitez gastronómica, características que lo convierten en un destino ideal para vivir los primeros días de matrimonio.
Por eso, si las parejas buscan hacer un viaje que permanezca en sus recuerdos siempre, Puerto Rico es el lugar que deben visitar. Su acogedor clima, que promedia los 30°C, les da la bienvenida, y entre las aguas de tonos verdes y azules, edificaciones antiguas, exclusivas zonas hoteleras, distinguidos restaurantes, castillos, historias, mitos y leyendas, empieza una aventura que de seguro será inolvidable.

Foto: Puerto Rico es la isla perfecta para los enamorados

Los majestuosos paisajes de Playa Flamenco, Isla Culebra, Playa de Guajataca, Quebradillas y El Rincón se pelean el protagonismo. Y es allí precisamente en donde se puede realizar un sinnúmero de actividades de relajación y recreación: surfing, kayak, windsurfing, parasailing, recorridos a caballo al atardecer y, claro está, la posibilidad de nadar junto a los delfines y apreciar de cerca la vida marina.
El país boricua también ofrece la oportunidad de realizar viajes en catamarán y recorridos nocturnos por las bahías bioluminiscentes de Vieques o Fajardo. Esta, sin duda, es una experiencia única en el mundo, pues no todos los días se puede observar a los peces nadando entre aguas fluorescentes. Las caminatas mañaneras por el bosque fluvial El Yunque, localizado a 15 km al este de San Juan, es un espacio único para los amantes del senderismo y aquellas parejas que quieran mezclar adrenalina, aventura y naturaleza.

Foto:Pero si además de la tranquilidad de las playas, los recién casados buscan un poco de caos citadino, el Viejo San Juan es el destino indicado

Pero si además de la tranquilidad de las playas, los recién casados buscan un poco de caos citadino, el Viejo San Juan es el destino indicado. Esta pequeña ciudad histórica, construida por los españoles en 1521, se debe descubrir a pie; pues cada una de sus calles alberga lugares que hablan por sí solos. Es el caso del Fuerte de San Felipe del Morro o el Fuerte de San Cristóbal, o de los clubes nocturnos en donde las movidas y auténticas noches de salsa son acompañadas por un buen ron; y al final se complementan con un simple paseo en coche bajo la hipnotizante luz de la luna.

Foto: Así, y sin importar qué tipo de aventura tenga en mente una pareja, hoteles, hostales y los exclusivos resorts cuentan con diferentes y románticos planes para celebrar su luna de miel

La comida criolla de esta isla volcánica tropical, otro de sus atractivos, es una mezcla de influencias españolas y africanas que, por supuesto, tiene como protagonistas exóticas frutas y verduras; igualmente carnes, pescados y mariscos que provienen de sus aguas locales. Entonces, si de degustar un plato completamente auténtico de Puerto Rico se trata, los comensales deben probar el famoso mofongo: plátano machacado con carne o mariscos, salsa de ajo y una gran porción de tomate.

Foto:El país boricua también ofrece la oportunidad de realizar viajes en catamarán y recorridos nocturnos por las bahías bioluminiscentes de Vieques o Fajardo

Así, y sin importar qué tipo de aventura tenga en mente una pareja, hoteles, hostales y los exclusivos resorts cuentan con diferentes y románticos planes para celebrar su luna de miel. Esta aventura se verá complementada con la calidez, la alegría y la sencillez de su gente, el sabor de su música y, sobre todo, sus rincones de ensueño.